Cuatro indicadores de que tienes exceso de toxinas en tu cuerpo

Existen muchos factores externos que contribuyen a que nuestro cuerpo asimile toxinas, las cuales merman las funciones de las células para brindar energía, cuando se incrementa el nivel de estas el cuerpo comienza a padecer alguna enfermedad.

Las toxinas son proteínas o lipopolisacáridos que afectan al organismo que las asimila, todos los alimentos las contienen, pero se incrementan notablemente cuando se utiliza alguna fuente de calor para su preparación, aunque el cuerpo también las puede asimilar de otras fuentes como, el aire contaminado, en los medicamentos, en los objetos que tocas a diario, la radiación solar e inclusive tú mismo cuerpo las puede desarrollar si tu estado emocional está afectado como estrés.

Sin embargo no solo los factores directos contribuyen al desarrollo de las toxinas, otras fuente de forma indirecta aumentan considerablemente su incremento en el cuerpo, como el tabaquismo, el alcoholismo, drogas, café, comidas freídas, alimentos chatarra y los alimentos que son procesados de forma industrial, hacen que se acumulen de forma excesiva en tu cuerpo, lo que trae serias consecuencias a tu salud.

Aunque todos los alimentos las contienen, en diferente proporción, el cuerpo está diseñado para deshacerse de estas toxinas, utilizando un órgano especialista que depura tu cuerpo y es el hígado el cual asimila estas proteínas o lipopolisacáridos  para convertirlos en sustancias simples solubles en agua, lo que permite su eliminación.

Vanessa Rodríguez, consejera de salud certificada en Chicago, considera que para poder saber si tu cuerpo tiene un excedente de toxinas, es necesario aprender a escucharlo y así poder lograr equilibrarte.

Estos son cuatro signos que podrían indicarte cómo está tu cuerpo:

1. MAL ALIENTO.

La halitosis puede indicar el exceso de toxinas, ya sea por que es provocado por bacterias en la boca o bien que el hígado y el colon tienen problemas para elminar las toxinas.

2. SENSIBILIDAD A LOS OLORES.

Si descubres que reaccionas ante olores como perfumes o la contaminación. El higado podría también presentar problemas si percibes que eres más sensible de lo normal a olores del ambiente. Además este malestar puede provocar también dolores de cabeza o incluso náuseas.

3. ESTREÑIMIENTO.

El mayor tiempo de contacto de las heces con la mucosa intestinal, estimula el crecimiento bacteriano y la producción de toxinas, facilitando la entrada de estas, a través de la sangre, al resto del organismo. Lo que confirma la hipótesis de la autointoxicación.

4. EXCESO DE PESO.

Existen varias razones para tener sobre peso, entre ellas el exceso de toxinas que gustan de la grasa, por lo que es más complicado quemarla.

ALGUNOS CONSEJOS PARA PROCURAR MANTENER EL MÍNIMO DE TOXINAS EN TU CUERPO Y ASÍ GOCES DE UNA MEJOR SALUD SON:

– Procura siempre consumir alimentos lo más natural posible, frutas, leguminosas, verduras, etc., evita en lo más posible consumir alimentos preparados con alguna fuente de calor, si lo haces procura utilizar una olla de presión con el mínimo de agua para su preparación y con el tiempo debido.

– Tomar agua antes y durante las comidas, no es bueno hacerlo una vez terminadas ya que el agua cambia el PH de tu proceso de digestión lo que provoca un gasto más alto de energía en este proceso, espera cuando menos 1 hora después de consumir alimentos para tomar agua.

– Elimina cualquier alimento producto de un proceso industrial ya que al contener químicos estos merman las funciones de tu hígado impidiendo la eliminación de las toxinas, productos light, algunos envasados o enlatados, galletas y panes.

– Práctica alguna actividad física que te permita sudar esto hace que elimines toxinas por medio del sudor, antes, durante y después de hacerlo toma agua, recuerda una buena higiene personal, ayuda a mantener limpios los poros de la piel para permitir la salida de estas toxinas.

– Evita fumar, es uno de los enemigos a tu salud, ya que respirar el humo del tabaco incrementa el nivel de toxinas para tu cuerpo, así como también los radicales libres que provocan un envejecimiento prematuro.

Por

®Todos los derechos reservados Asesores Patrimoniales S.C. | Aviso de privacidad