10 Tips para aprovechar tu aguinaldo

Diciembre llegó y con él la esperanza de cobrar el aguinaldo correspondiente a 2015. Esta prestación puede ser muy útil para pagar deudas o adquirir un bien necesario. Te presentamos 10 recomendaciones para aprovecharlo mejor.

El aguinaldo es un derecho de todo trabajador formal, establece el artículo 87 de la Ley Federal del Trabajo.  Esta prestación (que debe ser entregada antes del 20 de diciembre) puede ser de mucha ayuda para pagar deudas, adquirir un bien necesario o simplemente para disfrutar de un lujo.

De acuerdo con datos de la Encuesta Scotiabank sobre Aguinaldo 2014, presentada por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), 26% de los mexicanos destinan este ingreso adicional a la compra de la cena de fin de año; 21%, ropa y calzado; 18%, ahorro; 17%, pago de deudas, y 18%, vacaciones, salud y remodelación de sus casas.

Según la reparadora de crédito Resuelve tu Deuda, para saber cuánto te toca de aguinaldo debes dividir tu ingreso mensual entre 30; eso será tu ingreso diario, el cual debes multiplicar por 15, el número mínimo de días que corresponden por ley. Si trabajaste menos de un año en la empresa, obtén lo que sería de tu aguinaldo por un año entero y divide esa cifra entre 365. El resultado multiplícalo por los días que sí trabajaste.

Si eres comisionista, también te toca aguinaldo. Éste se calcula con el promedio diario de tus percepciones del último año, multiplicado por los 15 días que marca la ley.

Es importante saber que no hay pago de aguinaldo por honorarios, a menos que puedas comprobar que prestas tu servicio a un solo empleador y que cubres la jornada máxima legal de ocho horas diarias. Además, las faltas injustificadas y las ausencias por enfermedad se descuentan.

Y si por alguna razón no te pagan tu aguinaldo, tienes un año de vigencia para reclamarlo ante las autoridades. Tu aguinaldo está exento del pago de este impuesto siempre y cuando éste sea menor a 30 días de salario.

Estas son 10 recomendaciones para aprovechar al máximo el aguinaldo.

1. Presupuesto. El primer paso para que el aguinaldo no se vaya como agua es realizar un presupuesto. En él podrás ordenar tus ingresos y gastos, lo que te permitirá planear tus finanzas y evitar que tu dinero se acabe en gastos innecesarios o compras compulsivas.

2. Ahorro. Si crees que no puedes ahorrar porque no ganas lo suficiente, debes saber que no se trata de un problema de ingresos; la clave está en que destines de forma constante la misma cantidad a este rubro. Al recibir tu aguinaldo destina una parte proporcional al ahorro y guarda tu dinero en alguna entidad financiera, no debajo del colchón o en alcancías, pues de esta manera lo expones a cualquier riesgo.

3. Saldar deudas. Aprovecha la llegada de tu aguinaldo para salir de deudas. Analiza cuál es tu adeudo total, y en caso de que sea una sola deuda, trata de liquidarla en una sola exhibición, pero si tienes más revisa el monto del adeudo, la tasa de interés (si es el caso) y el periodo que tienes para pagarla. En caso de que tu adeudo sea grave, acércate a la institución financiera, explica tu situación y deseo de pagar. Los bancos pueden ofrecer alternativas que te beneficien.

4. No a las tarjetas. Para evitar que se consuma tu aguinaldo, no cubras gastos cotidianos con tu tarjeta de crédito, como la compra de la despensa o las comidas fuera de casa. Al pagar con tarjeta de débito o crédito, solicita que la operación en la terminal punto de venta (TPV) se haga en tu presencia; así evitarás que puedan clonar tu plástico o hacer cargos indebidos. Recuerda guardar los vouchers para cualquier aclaración.

5. Comparar. Una forma de utilizar inteligentemente tu aguinaldo es enterarte de los diferentes precios que tienen los artículos que deseas comprar; compara costo y calidad. Recuerda que muchos establecimientos suben el precio de los artículos de temporada, por lo que es mejor visitar diversos comercios para encontrar lo que te convenga, y así cuidar tu bolsillo.

6. Necesidades y deseos. “Ofertas” y “compras a meses sin intereses” son términos ante los que cualquiera caería redondito, sobre todo cuando se tiene dinero extra en las manos.

Es importante diferenciar si compras por necesidad o únicamente por impulso. Sé sincero y pregúntate si lo que vas a adquirir es realmente necesario o lo quieres sólo por “aprovechar” una promoción.

7. Regalos. Los intercambios son parte de las tradiciones decembrinas, pero ten mucho cuidado: participar en todos los que te invitan puede perjudicar tus finanzas. Analiza las opciones y elije los que más te importen pero que no impliquen desembolsos importantes. De esta forma evitarás destinar parte de tu aguinaldo a gastos prescindibles.

8. Compras por internet. Realiza tus compras seguras por internet, verificando que el sitio cuenta con el protocolo de seguridad https:// y un candado cerrado en la barra de direcciones. Asimismo, verifica su dirección y teléfonos, así como sus políticas de pago, envíos, reclamación y de privacidad de la información.

9. Cuesta de enero. No uses el término “cuesta de enero” como pretexto para justificar la falta de planeación en la administración del dinero, incluyendo tu aguinaldo.

Aprovechar esta prestación, no tiene por qué ser un sacrificio. No olvides que enero puede ser un mes como cualquier otro. La clave está en administrar tu aguinaldo con inteligencia.

10. Multiplica tu aguinaldo. El aguinaldo es un ingreso por el cual trabajaste todo un año. ¡Hazlo crecer!

  • Deposita en tu cuenta de Afore. El ahorro voluntario es muy positivo para este tipo de instrumentos, pues permite una mayor ganancia y es deducible de impuestos.
  • Invierte en Cetes. Ésta es una excelente oportunidad para tu aguinaldo, ya que es una inversión sin riesgo, es decir, no existe la posibilidad de perder dinero, y regularmente el rendimiento que ofrece esta opción es cercano a la inflación, lo que significa que tu dinero no pierde valor.
  • Fondos de inversión. Son una buena opción, ya que existen algunos en los que puedes invertir desde 1,000 pesos dependiendo en qué institución bancaria lo contrates. Un fondo puede ser útil para la educación de tus hijos, remodelar tu casa, viajar, entre otras posibilidades.

Fuente: Forbes

Por

®Todos los derechos reservados Asesores Patrimoniales S.C. | Aviso de privacidad